Suelta para refrescar

¿Quién es Jesús para ti?

¿Quién es Jesús para ti?

En el principio ya existía el Verbo,
y el Verbo estaba con Dios,
y el Verbo era Dios.
Él estaba con Dios en el principio.
Por medio de él todas las cosas fueron creadas;
sin él, nada de lo creado llegó a existir.
En él estaba la vida,
y la vida era la luz de la humanidad.
Esta luz resplandece en las tinieblas,
y las tinieblas no han podido extinguirla.
Y el Verbo se hizo hombre y habitó[c] entre nosotros.
Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Juan 1:1-5, 14.

Jesús se nos presenta desde el principio como el “ Verbo” de Dios. Es decir, la parte activa de ese Dios Trino compuesto por Padre, Hijo y Espíritu Santo. Jesús es Dios mismo, no es “un dios”, ni es uno más. No pierdas de vista esto: ¡JESÚS ES DIOS MISMO HECHO HOMBRE! Es el autor de la vida, a través de quien fue creado todo lo que vemos. 

Él es la luz de la humanidad. Su luz nos guía en medio de la más densa oscuridad por la que nos toque pasar en la vida. Es como un faro que nos indica el camino, ¡demasiada información para comenzar! Quien escribe el Evangelio entra pisando fuerte, ¿quién puede igualar a Jesús? ¡nadie! pues en Él encontramos todo.

Para pensar:

¿Quién es Jesús para ti? Toma un tiempo y descríbelo.

Oración:

¡Jesús en Ti encontramos la vida y la luz que nos guía en medio de las tinieblas más oscuras! ¡Nadie puede igualarte! En el nombre de Jesús, Amén.

Sostén tu dedo sobre la imagen para compartir